VALOR SOSTENIBLE.

Reciclaje en BMW

Trabajamos para minimizar el impacto medioambiental de nuestros productos en todo su ciclo de vida. Por eso hemos establecido las bases de uso ecológico de nuestros productos y una reutilización eficiente, incluso cuando el producto está todavía en desarrollo. Empleando una gama restringida de materiales sintéticos reciclables, tecnología de unión inteligente y etiquetaje de las partes, BMW garantiza que todas sus piezas se puedan separar con rapidez y eficiencia. De esta manera, también se hace posible que los automóviles con más antigüedad puedan ser reutilizados correctamente por nuestros socios autorizados.

RESPETO POR EL MEDIO AMBIENTE.

Nuevos enfoques del reciclaje de vehículos: con la participación de empresas especializadas en el reciclaje de vehículos al final de su vida útil. Cada kilogramo de residuos se procesa de la forma más sensata tanto desde punto de vista ecológico como económico. Las materias primas valiosas vuelven al ciclo de producción, reduciendo la carga sobre el medio ambiente. La recogida controlada, el tratamiento previo, el desmontaje y el reciclaje de vehículos son los cuatro pasos que se siguen para ocuparse de los vehículos que llegan al final de su vida útil de manera respetuosa con el medio ambiente.

  • Recolección controlada

    El proceso de reciclaje de vehículos comienza con su entrega controlada en un punto de recogida o a un servicio de tratamiento autorizado.

  • Extracción de los líquidos de funcionamiento

    En la etapa de tratamiento previo, lo primero es inutilizar los airbags y otros componentes pirotécnicos. El proceso de reciclaje propiamente dicho se inicia con la extracción de los líquidos de funcionamiento en un lugar especial. Este espacio de trabajo es el lugar donde, por ejemplo, se extrae el refrigerante del circuito de aire acondicionado y el líquido de frenos, donde se drena el líquido refrigerante, el aceite del motor y el líquido de la transmisión y donde se bombea el combustible con un dispositivo especial para vaciar el depósito. Cada uno de los diversos líquidos se decanta por separado en contenedores de almacenamiento y se reacondiciona en plantas especializadas.

  • Desmontaje

    En el futuro, la ley obligará a que el 85 por ciento del peso de un vehículo que llega al final de su vida útil deba ser reutilizado, o bien reaprovechando sus componentes en su forma actual o como fuente de material para crear piezas nuevas. El objetivo se alcanzó hace tiempo para las piezas de metal. Tanto el cristal como muchos plásticos pueden ya recuperarse de manera eficiente. BMW Group ha desempeñado un papel fundamental en este proceso como pionero en la aplicación de nuevas técnicas. Los motores desmontados por expertos pueden reacondicionarse y reutilizarse para su función original.

  • Reciclaje del resto de componentes

    Tras el desmontaje, los restos del vehículo son transportados a una planta de fragmentación. En estas instalaciones se corta la carrocería en piezas del tamaño de un palmo que luego se clasifican. Los plásticos, los textiles, el hierro y los metales no ferrosos se reutilizan.

DISEÑOS PARA EL RECICLAJE DE BMW

Los ingenieros del departamento de " Design for Recycling " de BMW Group desarrollan con anticipación la reutilización y eliminación de los vehículos fuera de uso con el objetivo de conseguir una mayor eficacia y respeto medioambiental.

Por lo tanto, el reciclaje constituye una parte del proceso de origen del producto, en el que se toman en cuenta a su debido tiempo aspectos relevantes desde el punto de vista del reciclaje como, por ejemplo, la configuración de los componentes, la selección del material y la técnica de ensamblaje.

Otro objetivo consiste en primar la aplicación de materiales secundarios reciclables y de calidad probada en vehículos nuevos. De este modo se cierran los ciclos de material.

COMPONENTES INTELIGENTES CON UNA SEGUNDA VIDA

El objetivo principal de BMW es reducir al mínimo el impacto de un vehículo en el medio ambiente durante toda su vida útil. Además, el desarrollo y la producción de cada vehículo nuevo abren el camino a su reutilización respetuosa con el medio ambiente y eficiente.

  • Medidas para la reutilización respetando al medio ambiente
    • En la fase de desarrollo, los ingenieros de diseño evalúan la reciclabilidad de todos los componentes y llevan un registro de sus descubrimientos en el dibujo de componentes.
    • Al elegir los materiales, los esfuerzos se centran en reducir la diversidad y evitar los materiales no reciclables.
    • El uso de técnicas de unión inteligentes garantiza que los componentes puedan ser clasificados por material después del desmontaje.
    • El impacto medioambiental de los componentes se evalúa de forma sistemática en los estudios de caso para la “evaluación del ciclo de vida”.
    • Se llevan a cabo análisis virtuales y físicos del desmontaje para garantizar que cada vehículo BMW alcanza los objetivos establecidos.
    • BMW comparte los resultados de estos análisis del desmontaje con todos los operadores que participan en el proceso de reciclaje mediante cursos de formación y documentación detallada.
  • Reciclaje eficiente de vehículos BMW

    Estas medidas garantizan lo siguiente para todos los vehículos BMW:

    • Los componentes pirotécnicos como airbags y tensores de los cinturones pueden inutilizarse totalmente mediante un único sistema.
    • Los líquidos de funcionamiento o, en otras palabras, el aceite, el combustible, el líquido refrigerante y de frenos, el refrigerante del aire acondicionado, etc... se pueden eliminar de forma rápida y completa a través de un punto de perforación determinado o de un orificio de drenaje.
    • Los componentes plásticos que pesen más de 200 gramos llevan una identificación del material.
    • Los componentes plásticos grandes que se prestan al reciclaje económico pueden quitarse con rapidez y facilidad.