ORIGINAL, MARAVILLOSO Y EMOCIONANTE: LAS NOVEDADES QUE DIRIGIRÁN LA MOVILIDAD DEL MAÑANA.

ORIGINAL, MARAVILLOSO Y EMOCIONANTE: LAS NOVEDADES QUE DIRIGIRÁN LA MOVILIDAD DEL MAÑANA.

ORIGINAL, MARAVILLOSO Y EMOCIONANTE: LAS NOVEDADES QUE DIRIGIRÁN LA MOVILIDAD DEL MAÑANA.

Pretendemos formar parte de las historias que estarán dando forma a los próximos 100 años de la movilidad. Estaremos compartiendo estas historias con usted en nuestra plataforma www.next100.bmw durante los próximos meses. Artículos que contemplarán los 100 años de BMW, en las tecnologías e innovaciones que darán forma a la movilidad del mañana, además de videos y fotografías exclusivas de nuestro BMW VISION NEXT 100 y del tour mundial Experiencias Futuras de BMW Group. El siguiente artículo sobre el "Ultimate Driver" es una muestra de lo que puede esperar.

LA VISTA HACIA ADELANTE – UN RESUMEN: LA HISTORIA DEL PARABRISAS.

LA VISTA HACIA ADELANTE – UN RESUMEN: LA HISTORIA DEL PARABRISAS.

A principios del siglo XX, cuando los carruajes sin caballos avanzaban sobre las calles a velocidades cada vez más elevadas, los conductores se estaban enfrentando a un problema completamente nuevo: la corriente de aire. Éste no sólo soplaba de forma molesta alrededor de sus rostros, sino que también tenía un efecto adverso en la conducción misma, por ejemplo debido a las partículas de polvo que levantaba, sin mencionar las lluvias o las piedras pequeñas y los insectos. La solución: un cristal transparente de vidrio, el “parabrisas”.

¡QUÉ LUJO!

El parabrisas sólo estaba disponible inicialmente como equipo especial y era considerado como un “lujo” genuino. Y de hecho lo era – a comparación de los anteojos que normalmente se utilizaban en ese entonces, el parabrisas frontal proporcionaba literalmente una mejora notable. Comenzó su progreso triunfante. En el año 1919, nueve de cada diez vehículos aún tenían sólo protección para el conductor contra la lluvia. En contraste, sólo diez años después, en 1929, el 90% de todos los vehículos nuevos tenían parabrisas. No obstante, las primeras versiones sólo estaban hechas de vidrio de ventana pulido con fuego y se rompían rápidamente debido a piedras pequeñas o grietas que se formaban como resultado de impactos. Los fragmentos grandes de vidrio representaban una amenaza peligrosa de lesión para el conductor y para los pasajeros.

PRIMERO LA SEGURIDAD.

Por consiguiente, los esfuerzos se dirigieron primero para hacer parabrisas más seguros. En 1909, el químico francés Edouard Bénédictus patentó el primer vidrio de seguridad plastificado. Sin embargo, pasaron muchos años antes de que el vidrio de seguridad fuera ajustado en los vehículos motorizados. El año 1929 vio la llegada de un cristal único de vidrio de seguridad al mercado bajo el nombre de “Securit”. Este tipo de vidrio no se rompe en fragmentos peligrosos, sino que en realidad se deshace en cubos de vidrio pequeños, relativamente inofensivos. El cristal de vidrio de seguridad plastificado se ajustó en casi todos los vehículos hasta finales de la década de 1970. En los años siguientes, el rápido avance de las innovaciones en la producción de vidrio también creó un interés cada vez mayor entre los diseñadores, y fue una fuente de inspiración para los fabricantes de vehículos de todo el mundo.

CURVAS AERODINÁMICAS.

Tiempo atrás, en 1921, el Rumpler Tropfenwagen (vehículo de gota Rumpler) fue develado en la exposición automotriz alemana en Berlín. Realmente llamaba la atención. Principalmente desarrollado con base en sus aspectos aerodinámicos, la carrocería se modelaba en la forma de una gota. Los cristales curveados ahí utilizados comprobaron ser un importante elemento de diseño. Los parabrisas curveados no tienen ventajas únicamente aerodinámicas; también proporcionan al conductor una mejor vista panorámica. Sin embargo, su influencia en el diseño del automóvil es particularmente evidente. Parabrisas convexos, curveados de los lados, así como de la parte superior e inferior, ahora son el estándar en la producción de vehículos. De hecho, el vidrio tiene una función cada vez mayor. En general, el área de vidrio utilizada en modelos comparables incrementó aprox. el 50 por ciento durante los últimos 35 años. En promedio, el parabrisas se ha incrementado en tamaño en incluso el 60 por ciento.

UN PILAR DE APOYO.

El alguna vez tan frágil, cristal único de vidrio floreció en una parte de apoyo de la carrocería. Los parabrisas actuales se utilizan cementados para ajustar su distribución con la carrocería y así hacer no sólo una contribución esencial con la rigidez torsional del vehículo, sino también con la seguridad de sus ocupantes. En convertibles modernos, por ejemplo, tales como el BMW Serie 2 Convertible, un marco del parabrisas reforzado de forma adicional ocupa la función del pilar A y protege a los pasajeros en caso de que el vehículo se volteé. Y eso no es todo. En caso de una colisión, el apoyo de la bolsa de aire del copiloto en el interior es proporcionado por el parabrisas, que soporta la carga resultante sin esfuerzos.

NO SÓLO ES VIDRIO. ES UN ELEMENTO.

Sin embargo, el parabrisas se ha vuelto no sólo más largo y más estable. También en términos de función, ahora es extremadamente importante. Ajustado con sensores infrarrojos o de lluvia, teñido de varios matices o recubierto para proporcionar aislamiento de sonido o de calor, el parabrisas se ha vuelto con el paso del tiempo un producto de alta tecnología con una multitud de elementos útiles. El desarrollo de la Pantalla Head-Up fue equivalente a un salto cuántico. Ésta es una tecnología en la que varios fabricantes de vehículos están trabajando en paralelo y una que BMW introdujo como elemento estándar en el BMW Serie 5 en 2003, convirtiéndose en el primer fabricante europeo de vehículos en hacer esto. La Pantalla Head-Up proyecta información importante que es relevante para el conductor en el parabrisas y, por lo tanto, directamente en el campo de visión del conductor – en colores y, dependiendo de la luz incidental, en grados diferentes de brillo. Es un sistema óptico que hasta ahora estaba reservado para los pilotos de aviones.

UNA REVOLUCIÓN.

La introducción de la Pantalla Head-Up enmarcó la elevación de la separación entre el “área visual” (parabrisas) y el “área de control” (panel de instrumentos) por primera vez en la historia del automóvil. Fue una decisión innovadora para el futuro de la cabina. Además de la ganancia considerable de comodidad, esta “integración” también trae una gran bonificación en seguridad. Esto se debe a que la Pantalla Head-Up reduce a la mitad el tiempo que toma a los conductores absorber la información ya que no necesitan que sus ojos se ajusten de la visión lejana a la cercana. En términos técnicos, la información se proyecta en el parabrisas mediante varios espejos. Sin embargo, para el conductor la pantalla parece desplazarse de forma libre arriba del techo a una distancia de aproximadamente dos metros. El alcance de los datos mostrados se ha incrementado de forma constante con el paso de los años. Hoy en día, la información mostrada no sólo incluye la velocidad actual o las direcciones de navegación, sino también información de asistencia para el conductor tal como la Advertencia de Salida del Carril o el indicador de cambio de velocidades. También está disponible una pantalla específica de M más deportiva que incluye el rango de rpm.

LA VISTA AL FRENTE GIRA AL FUTURO.

Hoy en día, el BMW VISION NEXT 100 ya permite un vistazo al futuro: direcciones de navegación, asesoría de aceleración y advertencias se mezclarán de forma dinámica en la percepción del mundo real, guiando la concentración de los conductores en el camino, protegiéndolos e incrementando su capacidad de atención. La inteligencia del vehículo y sus sistemas de sensores conectados con los alrededores utilizan la Pantalla Head-Up para generar una imagen digital del ambiente, visualizando así objetos que están más allá del rango de la vista humana. Las posibilidades de comunicar o de recuperar información que es relevante para el conductor mediante el parabrisas serán casi ilimitadas en el futuro. Y, particularmente, considerando los servicios basados en la ubicación, datos de redes sociales o incluso ofertas de entretenimiento. Para resumir, probablemente podemos esperar que el parabrisas continúe con nosotros durante los próximos 100 años. Como un resguardo contra salpicaduras pero también como un elemento de control de pantalla tactil multimedia interactivo.